Neurodesarrollo e Intervención Temprana

¿Qué es?

La Intervención Temprana es una técnica terapéutica con bases científicas que proporciona al niño(a) las experiencias sensorio-motrices necesarias para facilitar su desarrollo físico, psicológico y social.

¿Para quién es?

La Intervención Temprana es necesaria para niños(as) que tuvieron prematurez o han tenido complicaciones neurológicas. También beneficia a niños(as) que presentan inmadurez en su desarrollo aunque no se conozca una causa precisa.

¿Por qué es necesaria?

La intervención es necesaria porque los 3 primeros años de vida es cuando el cerebro aprovecha óptimamente los estímulos debido a que la neuroplasticidad cerebral permite mayores conexiones neuronales.

Lo cierto es que la estimulación natural y espontánea no siempre es suficiente para el bebé con riesgo, y no es conveniente esperar a que lo haga por sí mismo, ya que debemos prevenir demoras lamentables y desgastes innecesarios para la familia.

¿Cómo es?

Nuestro programa se caracteriza por ser:

• Individualizado, globalizado, flexible y dinámico
• Sistemático-secuencial
• Continuado
• Con base en un diagnóstico clínico previo
• Interdisciplinario

Primero realizamos una valoración del desarrollo del bebé para determinar qué es lo que necesita y crear su programa personalizado tanto para la terapia como para la casa.

Los avances se monitorean a través de revaloraciones en edades clave que sirven de base para los nuevos objetivos a trabajar tanto en la terapia.

La coordinación interdisciplinaria que realiza ÚPALE® con los médicos implicados en el desarrollo del niño(a) es fundamental e indispensable para el adecuado progreso de la terapia.

El proceso termina con el alta terapéutica que se logra cuando el niño(a) ha alcanzado la mayoría de los objetivos de su programa y está listo para ingresar a nuestro programa de Estimulación Temprana Grupal, donde continuamos dando un seguimiento a su desarrollo.

OBJETIVOS

Prevenir, reeducar, corregir o compensar desviaciones en el desarrollo
Facilitar y optimizar el desarrollo del niño(a) en todas las áreas
Prevenir dificultades de aprendizaje que afectan no solamente su rendimiento escolar en un futuro, sino su autoestima y adaptación social
Apoyar a los padres y acompañarlos en todo el proceso, dándoles las herramientas para que ellos mismos aprendan a estimular adecuadamente a su hijo(a) en forma integral